martes, 2 de diciembre de 2008

Mapa de ubicación...

A continuación, aparece el mapa con la ubicación de cada uno de los focos del narcotráfico...


Documentación sugerida...

Para encontrar más información sobre el narcotráfico en Colombia, puede revisar las siguientes páginas...
  • Revista Alternativa; 12va Edición; Bogotá, Colombia; 1985.
  • Artículo "Colombia Nacional: Historia del narcotráfico colombiano a través de sus relaciones con el poder"; 1988.
  • Revista Alternativa; Artículo "Los carteles de la mafia"; 24va Edición; Ciudad de México, México; 1987.
  • M. Arango; J. Child; Texto "Narcotráfico, imperio de la cocaina"; Página 124-126; 1989
  • G. A. Camacho; Artúcilo "Droga y sociedad en Colombia, el poder y el estigma"; 1988.
  • Revista Folios ;Artículo "Los cinco focos de la mafia colombiana "1968-1988); Bogotá, Colombia; 1991.
  • Youtube.com (narcotráfico).

video

video

video

Los videos que muestro anteriormente son solo una breve muestra de los alcances del narcotrñafico en Colombia en la actualidad, los grupos con los que se les vincula, y la reputación que le ha dado el narcotráfico a Colombia.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Foco Oriental...

Por último, surge el foco oriental, siendo el último y más pequeño de los cinco focos. Este grupo surgiría a partir de la participación de campesinos, desplazados por guerrillas, en el negocio del narcotráfico, además la complicada situación contemporánea en Colombia, ahora nublada por la lucha entre los cuatro otros carteles. Si bien este cartel no fue ni el más grande o exitoso, tuvo una participación activa en el mercado mundial de la cocaína y de la marihuana en la década de los ochenta.

Foco central...

El núcleo central fue al igual uno de los más importantes, y esto está estrechamente ligado a la aparición del paramilitarismo en sus tierras, como forma de autodefensas ante las guerrillas y especialmente las FARC. Surge alrededor de las masas populares y las mafias internas ya establecidas sobre el negocio de las esmeraldas, tomando impulso en grupos de matones pertenecientes a antiguas mafias rurales. La práctica del narcotráfico en esta zona se llevaba de la mano con el negocio rural y la posesión de tierras y latifundios, conservando de esta forma las raíces campesinas del negocio. Personajes épicos en el negocio de la mafia colombiana aparecen en este foco, uno de ellos, Gonzalo Rodríguez “El mexicano” Gacha, uno de los mas importantes narcotraficantes del país, de quién se dice es el fundador paramilitarismo. Este último fenómeno surge a partir del conflicto existente entre las FARC y los narcotraficantes del núcleo central, especialmente con los grandes terratenientes, como Rodríguez Gacha. Los grandes inversionistas rurales, para defenderse de los ataques de la guerrilla, se aliaron entre sí, en conjunto con comandantes de brigadas militares, para poner un fin al problema, y fue así como conformaron los primeros grupos paramilitares, dando origen así a una de las luchas más largas y violentas del panorama nacional.

Foco Valluno...

El tercer foco que surge en Colombia fue el Valluno, grupo que entablaría una fuerte rivalidad con el Antioqueño, especialmente entre las dos sedes principales del negocio: Los carteles de Medellín y Cali. Si bien este epicentro no se sumergió en el mundo de la marihuana, si fue quizás el más importante en la producción y exportación de cocaína. Sus principales puntos de producción se instalaron en la Amazonía, desde donde se entablaron las primeras redes de narcotráfico con países como México, Guatemala, Honduras y El Salvador (países conocidos por su elevado consumo de drogas). Fue su crecimiento en el mundo de la cocaína el detonador para iniciar una guerra con el foco Antioqueño. Cabe resaltar que el núcleo valluno no fue conocido por sus actos de violencia en contra del estado y sus funcionarios, sino principalmente por las matanzas en enfrentamientos armados en contra del cartel de Medellín, y posteriormente contra el núcleo central.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Foco Antioqueño...

Entrando a la década de los setenta, en la que aparecerían los otros cuatro focos del narcotráfico colombiano, es cuando crece la demanda internacional de cocaína, y Colombia entraría a este mercado con el foco antioqueño, el segundo foco en surgir. Este núcleo, si bien se caracterizó por su alta producción de marihuana, fue el primero en entrar al mundo de la cocaína, producto que salvó en cierta medida al negocio del narcotráfico en Colombia (a punto de extinguirse a comienzos de la década de los setenta, debido a la producción propia de marihuana en los Estados Unidos, en Hawai, California, Alaska y Ohio entre otros). Este núcleo en particular es de especial importancia en el panorama nacional, pues son las raíces del sicariato, que surge en Medellín entre los años 70 y 73, caracterizado por un curioso pensamiento propio de los paisas: el deseo del ser alguien en la vida, o mejor dicho, la altísima ambición de dinero que en esta cultura se desarrolló. El sicariato surge a raíz de la enorme brecha que se podía apreciar entre las clases bajas y altas de Medellín, en donde los menos beneficiados, con gran resentimiento hacia “los ricos”, forman grupos o pandillas en las comunas de la ciudad, grupos que posteriormente serían los sicariatos. Dentro de las mismas pandillas, surgen rivalidades o vendettas propias del negocio de las drogas, y empieza así la violencia y el vandalismo en las comunas, tornándose una situación del día a día en la ciudad de Medellín.

“En 1985, los habitantes de los barrios Doce de Octubre y Santander, conocieron de las osadías de un grupo de jóvenes, que retomaron el nombre de la serie de televisión Los Magníficos, y sembraron el terror en esta zona de la comuna noroccidental. En poco tiempo muchas bandas, del estilo de Los Magníficos, surgieron en diversos puntos de Medellín y los municipios vecinos. En el barrio Bella vista de Bello aparecieron los más célebres de esta primera época: Los Monjes. El periódico El Mundo reportó sus andanzas, como un aviso premonitorio al que nadie le prestó atención.“ 2


Fue así como poco a poco fue creciendo el sicariato en Colombia, que además, apoyado por la mafia, tendría un papel vital en el negocio del narcotráfico, como el ejecutor a autor material de los crímenes de los focos del negocio de las drogas, surgiendo así un nuevo gremio en la sociedad colombiana.
____________________________________________________________________

2Anónimo, REVISTA ALTERNATIVA. 109 - 1990; Todo empezó así: Sicariato.

Origenes del narcotráfico...

Tomando en cuenta los antecedentes de este fenómeno, podemos ubicarnos en un panorama nacional complicado, protagonizado especialmente por la violencia política de los años cuarenta y cincuenta, al igual que por el período de exclusión política del Frente Nacional, entre muchos otros problemas que surgían en Colombia contemporáneamente. El narcotráfico, como tal, nace en la década de los sesenta, período en el que la demanda mundial de drogas como la marihuanaaumentó considerablemente, sin una clara oferta en respuesta. Colombia, para este entonces, apenas tenía unos primeros centros de narcotráfico, centros como el de La Guajira, Buenaventura, y Urabá entre otros, con un escaso papel en el creciente mercado mundial.
Siendo la marihuana la principal droga de producción en Colombia (especialmente en la Sierra Nevada de Santa Marta), el país entra al mercado mundial del negocio de la droga con uno de los productos más finos y apetecidos. El primer epicentro de la droga en Colombia fue el costeño,

hecho casi predecible tomando en cuenta los antecedentes del negocio de la droga y contrabando en esta zona, y se expande a lo largo de departamentos como La Guajira, Magdalena, Cesar, Atlántico y Bolívar, siendo el primer núcleo de exportación de droga a Norte América. Ya establecidas las primeres redes de narcotráfico con Norte América, el negocio empieza a prosperar a un ritmo acelerado, por lo que no tardaría mucho para que Colombia creciera internamente como productor, para satisfacer así la elevada demanda.
En el momento del crecimiento del negocio, es cuando se resaltan las raíces del narcotráfico, que a fin de cuantas, son las mismas en los cinco focos, y exponen los problemas de trasfondo que llevaron al país a caer en el negocio de las drogas.


“Los cinco focos de la mafia colombiana presentan características comunes en su configuración desde el punto de vista histórico, ya que se consolidaron sobre la crisis de los productos básicos de la agroindustria, la minería o el comercio de las burguesías locales, y los consiguientes traumatismos económicos, sociales, culturales y de orden público, muy contundentes hacia 1970 en
las cinco regiones.” 1

Si bien es cierto que cada uno de los focos se especializaría en la producción de un tipo de droga específico, y cada uno lucharía por la prosperidad individual, el problema del narcotráfico tiene, a fin de
cuentas, un claro y único propósito: Superar la crisis económica por la que el país atravesaba, y sobrellevar el desempleo y la violencia. La respuesta inmediata a la crisis económica que surge en el país fueron las mafias, quienes urgidas de trabajadores, emplean a campesinos y desplazados para sus crímenes.

____________________________________________________________________

1Anónimo, REVISTA ALTERNATIVA. 22 - Armenia, Colombia, ICFES. 1985; Los carteles de la mafia.